LA CONCIENCIA DE JL. Cuando te echas a un lado.

image

28 oct LA CONCIENCIA DE JL. Cuando te echas a un lado.

JL va de camino a la estación, le llevan al coger el tren rumbo a Barcelona, puede ser un fin de semana interesante, va entrar en un espacio evolutivo distinto, así lo siente.
Pero JL se siente extraño hoy, ha tenido un sueño muy real esta noche, de esos que despiertas y te quedas pensando, analizando, y recordando si hay algo más que un sueño tras lo vivido en ese estado de ondas cerebrales al que llaman sueño. Y lo siente real, tan real como cuando está despierto, y no sabe de los dos estados cual  es más cierto.
Cuál es el sueño y cuál el no sueño, o quizá son los dos sueños, o los dos reales. Y entonces JL obsérva que se pierde en opiniones, y decide parar de opinar, de interpretar algo que al menos en ese momento, no va a obtener una respuesta fidedigna, sino el lamento.
Es ahí donde JL se echa a un lado, para de opinar, y deja de analizar desde su personalidad construida, y se da cuenta que en su interior hay rabia ahora, siente mucha rabia, y decide permitirse sentirla, se da permiso para sentir toda esa rabia….y siente esa intensidad casi insoportable en la boca del estomago, toda la intensidad de su rabia emerge a la superficie, al emerger esa rabia JL puede ver que también hay tristeza detrás de esa rabia, algo más escondida, pero para nada perdida, y se permite sentirla también, se permite dejar que sea como  es, no negar nada, no rechazar ni reprimir nada, y ese estado de apertura deja entrever en sus mejillas unas lágrimas, lagrimas de tristeza.
La tristeza de JL  al ser atendida deja paso al miedo, y JL puede ver por un resquicio el miedo que había detrás de la tristeza, detrás de la rabia, y sin interponerse ante él, siguiendo el curso que había empezado, deja que el miedo se manifieste completamente en su campo emocional, se vuelve a abrir a él, no intenta modificarlo, ni cambiar nada de ese instante, cambiar algo del instante significaría estar rechazándolo, y en el rechazo no puede haber equilibrio, armonización, coherencia….tras el miedo, la intensidad comienza a bajar, el instante pasa a armonizarse más y más, y para cuando JL abre los ojos y vuelve a su personalidad, cuando sus sentidos físicos vuelven a tomar el mando, vuelve a tomar contacto con el exterior de él, yo ya he hecho mi función, JL se hechó a un lado en el momento en que bajaba del coche que le había traído a la estación, y dejó que fuese yo misma quien sutilmente “pilotara” la situación, ahora le devuelvo el mando a su personalidad, pero ambos sabemos, la personalidad y yo, que algo ha cambiado en este instante, que ya nada es lo mismo, desde aquella vez que se echó a un lado por vez primera, y permitió que apareciera.

“Soy la consciencia de JL, soy quien escribe, soy quien aparece cuando JL se echa a un lado”

Jose Luis Rosa
joseluis.actitudconsciente@gmail.com
1Comment
  • Montse
    Posted at 18:59h, 29 octubre Responder

    Impresionante!

Post A Comment