El “derecho a equivocarnos” y su función.

image

28 sep El “derecho a equivocarnos” y su función.

Hablo en primera persona en este texto desde mi experiencia personal,  y confirmarla con más de algún compañero/a y formadores con los que tuve el placer de aprender,  pero creo que es una perspectiva válida para cualquiera que quiera abrirse a entenderla.

Ser psicólogo, terapeuta o psicoterapeuta no significa que no puedas equivocarte, que no puedas tener conflictos, que no te pasen cosas como a todos.
He visto y oído como algunos se sientes decepcionados cuando me ven en conflicto, o equivocándome en situaciones de mi vida personal, porque pensaban que si ayudo a los demás y se me da bien,  porque no puedo ayudarme a mí mismo. ¿Un cocinero siempre todo lo cocina bien, nunca le sale nada mal? ¿A un mecánico de coches no se le estropea alguna vez el suyo? Y así mil ejemplos más.
Y no es que no pueda ayudarme, claro que si, pero como todos, también tengo mis patrones y condicionantes subconscientes, y soy tan humano y persona como tú.
He comprobado que la fuerza del inconsciente y esos condicionantes siguen su curso, y a medida que vas desvelando capas, estos también se van haciendo más sutiles, y que lo más difícil siempre es verse a uno mismo, mucho más que ver a los demás.
Que la transformación no es lineal, sino en espiral, a veces lo que parece un paso atrás, te impulsa después dos hacia delante.
Me doy cuenta que la única “ventaja” si la hay, en alguien que trabaja en el desarrollo personal, es que cuando el conflicto surge, hay más “herramientas” o capacidad, (por la preparación o el entrenamiento hecho) para poder ver las cosas con más claridad y a partir de ahí actuar, pero no para que el conflicto personal no aparezca, si este está en ti y tu zona subconsciente aparecerá en forma de situaciones de vida que te generan emociones y situaciones, donde está la riqueza de la transformación, y si eso no ocurre no puede haberla.
¿Cómo va a “sanarse” o transformase un patrón de energía si no es desvelado primero? Bien, pues en el ser humano se desvela a través de las situaciones de vida y lo que generan, así que el conflicto siempre es la semilla de la evolución personal.
No es agradable para tu mente racional no, no es bonito no, no se siente guay, es como es.

Siento decepcionar a aquellos que tenían una expectativa sobre mi, que pensaban que caminaba por encima de las aguas, que no tenía derecho a equivocarme, a fallar , a sentirme culpable, triste, sólo o como sea que me sienta en cualquier instante.

Se nos olvida que estamos aquí aprendiendo, todos, que nos “equivocamos” todos, que opinamos, juzgamos, interpretamos a los demás sin saber lo que hay realmente y el por qué, que miramos fuera y a los demás por el miedo que nos da mirar adentro, hacia nosotros. Que creemos saber para no ver que no sabemos nada.

Pero si algo tengo claro, es que cuando veo y vivo lo peor de alguien, cuando se siente así, en su peor estado, ahí estoy y estaré. Porque sé que es cuando más lo necesita.
No me interesa mi opinión mental sobre el o ella, solo estoy interesado en lo que hay detrás de eso.

Jose Luis Rosa
joseluis.actitudconsciente@gmail.com
2 Comments
  • Neus
    Posted at 04:31h, 29 septiembre Responder

    Como bien has dicho…..”lo más difícil siempre es verse a uno mismo, mucho más que ver a los demás”
    Ahora eres mas SABIO
    Bss

  • Maria Ines Dutto
    Posted at 10:25h, 24 octubre Responder

    Excelente !!’ Me encantaría participar en algún taller o charla! Felicitaiors

Post A Comment